¿Cuál es la popularidad de las viviendas prefabricadas?

A diferencia del mundo de las interacciones humanas, la popularidad se equipara a la calidad en el mundo de la tecnología. La industria AEC se apoya firmemente en los avances tecnológicos de nuestra época, y las viviendas prefabricadas son cada vez más populares. La aparición de la construcción prefabricada o modular en la industria de la vivienda es una solución asequible y fiable al reto de la vivienda de calidad en todo el mundo. Las viviendas prefabricadas, a veces conocidas como casas prefabricadas, prefabricados o casas modulares, se fabrican fuera de las instalaciones en secciones, desde sólo baños hasta pisos enteros, que pueden transportarse, colocarse o ensamblarse para formar unidades de vivienda. Las viviendas prefabricadas pueden ser unidades de vivienda independientes para familias individuales (casas) o unidades individuales que se han apilado unas sobre otras para formar viviendas de varios pisos o bloques de apartamentos. La utilidad de la prefabricación en el sector de la vivienda, las razones que la justifican y los servicios clave para un diseño preciso de la prefabricación son algunos de los aspectos que exploraremos.

¿Qué son los edificios prefabricados?

Los edificios prefabricados pueden construirse a partir de componentes (como paneles), módulos (en el caso de las casas modulares enteras, casas sobre ruedas) o secciones (partes de casas fabricadas) construidas fuera de la obra y trasladadas a ella cuando están listas para ser instaladas. Un equipo de expertos técnicos acopla los distintos servicios a la disposición del edificio. Pueden incluirse casas de dos pisos y casas a medida. Las casas modulares o prefabricadas pueden crearse por secciones y transportarse a la obra para montarlas como parte del proceso de construcción o instalarlas. Las habitaciones enteras, como los baños o las cocinas, pueden crearse en una fábrica como unidades prefabricadas. Las estructuras de acero pueden montarse in situ para encajar las unidades prefabricadas, o bien pueden colocarse cimientos completos de hormigón en el suelo para preparar la llegada de la nueva vivienda. La financiación, la construcción y la tasación de estas viviendas se llevan a cabo de la misma manera que las viviendas normales. Las casas prefabricadas también pueden ensamblarse en líneas de montaje de producción, que se trasladan en secciones o pisos completos al emplazamiento, donde estas unidades de vivienda completas se conectan piso por piso y luego también se conectan al suministro principal de agua, al sistema de alcantarillado y a las líneas eléctricas del lugar.

¿Cómo se construyen?

Por lo general, se construyen en fábricas que se encuentran a cierta distancia del lugar donde se encuentra la vivienda, incluso en otro país. Estas fábricas diseñadas a propósito consisten efectivamente en entornos de línea de montaje, donde diferentes elementos y oficios se unen en diferentes etapas de la línea de montaje para añadir los diversos componentes al edificio. Empezando por los suelos, las paredes y los techos, la estructura se desplaza hacia los accesorios internos y los elementos MEP, como las tuberías, la fontanería, las calderas, los baños y todo el equipamiento de la cocina, antes de pasar a las zonas de acabado, como el acristalamiento, las puertas, los accesorios eléctricos e incluso el alicatado del baño. Una vez montada la casa, pasa por los últimos controles de calidad antes de ser entregada a los equipos de logística para su transporte a su emplazamiento permanente.

Las líneas de fontanería y electricidad se conectan a las conexiones de agua y electricidad de la ciudad y se sellan las secciones prefabricadas. Las casas prefabricadas pueden tener varias habitaciones y ser de diferentes diseños. Estas casas pueden colocarse sobre cimientos permanentes, mezclándose perfectamente con otras casas construidas regularmente. Las reparaciones de las casas las lleva a cabo la empresa inmobiliaria que participa en su venta.

Durante el periodo de asentamiento, una casa prefabricada se «asienta» en el lugar, tras lo cual pueden producirse algunas grietas en los paneles de yeso. Los electrodomésticos mal instalados pueden repararse cambiando el cableado o la fontanería, y los sistemas de ventilación, calefacción, refrigeración, fontanería y electricidad pueden ser instalados correctamente por un equipo de montaje.

Una de las fuerzas motrices de una casa prefabricada montada con éxito y que funciona con fiabilidad es la eficacia de su diseño. Cada vez más, los arquitectos, ingenieros, contratistas y profesionales utilizan los planos de construcción BIM (Building Information Modelling) en algún momento como parte del DfMA (Design for Manufacture and Assembly). El DfMA es un proceso de diseño que agrupa el diseño para la fabricación, o la facilidad con la que se fabricarán las piezas de un producto, con el diseño para el montaje, que se refiere a la facilidad con la que se ensamblarán las piezas. DfMA ayuda al equipo de diseño a reducir los costes de fabricación y montaje identificando, analizando y eliminando los residuos y la ineficacia del diseño de un producto. El modelado y el dibujo DfMA se están convirtiendo rápidamente en sinónimos de diseño para la prefabricación.

Los planos de construcción, o planos de taller, ilustran gráficamente los detalles, datos y especificaciones de un diseño prefabricado, contienen información sobre los sistemas MEP (M&E) e incluyen los detalles de los componentes prefabricados. La tecnología BIM forma parte de un proceso más amplio de diseño y construcción virtuales (VDC) que ayuda a encontrar soluciones a los retos a los que se enfrentan los subcontratistas y diseñadores antes de construir los componentes prefabricados en la fábrica.

Los avances tecnológicos han hecho posible, y de hecho preferible, la subcontratación de servicios BIM, como el modelado y el dibujo. Las empresas subcontratadas están especializadas en la entrega rápida de dibujos y modelos, utilizando los programas más modernos, como Autodesk 3ds Max, Autodesk Revit, Autodesk Navisworks y otros, y empleando a expertos bien cualificados. Los planos de construcción modular proporcionados por estas empresas de dibujo CAD suelen ser precisos y sin errores.

La construcción prefabricada se ha utilizado en el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, en Dubai, y en la construcción de la prestigiosa Ópera de Sydney.

Ventajas de la prefabricación

  • Realización más rápida de los proyectos, con lo que se reducen los costes
  • Usos diversos – se puede utilizar para crear rascacielos, construcciones de una sola planta, villas, municipios, así como para crear placas de techo, bloques de terraza, paneles de pared, columnas, escaleras, baños, accesorios de iluminación, etc.
  • Personalización: las especificaciones únicas de las propiedades pueden adaptarse fácilmente, lo que permite reducir los gastos.
  • Durabilidad – la prefabricación en el aspecto estructural de la construcción refuerza la resistencia estructural, ayudando a veces a soportar terremotos y otros desastres naturales. Los paneles de hormigón se crean con elementos de alta calidad en un entorno de fábrica controlado y, por tanto, duran más.
  • Son muy adecuados para ciertos sectores que tienen elementos de diseño repetitivos, como las viviendas para estudiantes, los centros educativos, las instalaciones sanitarias, las prisiones, las comisarías y las viviendas para mayores.
  • Control de calidad mayor y más eficiente en entornos de fábrica
  • Entorno de trabajo más seguro y menos estresante para los trabajadores en una fábrica que en la obra, especialmente en zonas concurridas, ya que se eliminan los peligros in situ para los trabajadores
  • Se necesita menos espacio in situ para ensamblar componentes que ya han sido montados fuera de la obra
  • Se generan menos residuos durante la construcción, ya que los residuos de los componentes prefabricados se eliminan en la fábrica y no se transportan a la obra
  • Ventaja competitiva – permite flexibilidad en las decisiones de diseño hasta el enésimo momento
  • Ahorro de espacio: las viviendas pueden construirse en espacios reducidos en plazos muy ajustados y ocupan menos espacio

La construcción modular en el sector de la vivienda ha ampliado su alcance para compradores y constructores. Los compradores tienen más opciones para elegir y los constructores tienen más opciones de construcción, lo que cambia el panorama general de la construcción. En los proyectos, los contratistas utilizan cada vez más planes de construcción modular durante la colaboración. La construcción prefabricada es más asequible y más ecológica, ya que estos edificios están mejor sellados contra las corrientes de aire y hay mejores sistemas de control de calidad en las fábricas, lo que permite mejorar el aislamiento y la eficiencia energética. En definitiva, esto beneficia a los barrios y a los proyectos residenciales y comerciales.

Las diversas ventajas de utilizar viviendas prefabricadas sólo pueden disfrutarse cuando el modelado y los planos DfMA son impecables. Dado que esto exige un tiempo y unos recursos considerables, cada vez más empresas occidentales buscan en el extranjero sus servicios de diseño de prefabricación.

Beneficios de la subcontratación de servicios de diseño de prefabricados

  • Reducción de costes, ya que la mano de obra cualificada y el gasto en recursos en el extranjero son significativamente menos costosos
  • Uso de herramientas y tecnologías avanzadas, como AutoCAD y Revit, por parte de recursos humanos experimentados y bien cualificados
  • Estandarización de los dibujos en todos los proyectos, para facilitar las instalaciones MEP y otros servicios
  • Generación de dibujos axonométricos en 3D de todo el proyecto de construcción, mostrando los métodos y medios por los que los componentes o sistemas individuales de los subcontratistas pueden colocarse en el proyecto
  • Los dibujantes cualificados y otros profesionales técnicos trabajan con mayor rapidez, mantienen la precisión y proporcionan pistas de auditoría completas con referencias de dibujos y registros de aprobación
  • Mayor rapidez, ya que las empresas extranjeras cuentan con equipos preparados y dedicados de personal capacitado, capaces de trabajar con especificaciones que cambian constantemente, lo que ayuda a completar los proyectos en el plazo previsto
  • Mayor flexibilidad, ya que la subcontratación permite a las empresas occidentales elegir los servicios en función de las necesidades. La flexibilidad así generada ayuda a ampliar el negocio.

La externalización de los servicios de diseño de prefabricación es, por tanto, una opción cada vez más popular, y este enfoque permite ahorrar tiempo, aumentar la productividad, garantizar mayores niveles de seguridad y aumentar los beneficios. El uso de Revit, AutoCAD y otros programas informáticos para crear dibujos y modelos de construcción modular ayuda a proporcionar un soporte de diseño de prefabricados de alta calidad a las empresas occidentales del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.